Lo integran jóvenes de entre 17 a 21 años. Es la última etapa de la educación scout. Ser rover es vivir intensamente cada paso, tomar las riendas y hacer un proyecto de su propia vida. Se compromete colectiva e individualmente en diversas acciones que buscan un cambio.

Colectivamente intentan desarrollar una labor social, buscan hacer suya la máxima scout de dejar el mundo un poco mejor de como lo encontramos. Ayudan y dinamizan a los demás con el objetivo de cambiar el mundo. También elaboran proyextos personales, marcándose metas y objetivos para el desarrollo de los cuales se apoyan en sus compañeros, con los que crecen y maduran convirtiéndose poco a poco en unas personas adultas.

El lema de esta sección, como no podía ser de otra forma es “Servir”.